viernes, 1 de julio de 2011

Arwen



En la penumbra mi vigilia asoma,
y en tus sueños la vida veo;
la madrugada me dicta aromas
que huelo a cada parpadeo.

Conquistando nubes con tus alas,
con cantos sonoros me deleitas,
navegando en mareas empedradas,
en tu mundo de sueños y leyendas.

Tu perfil perfecto de durmiente eterna,
tu sutil presencia de reciente aurora,
la calmante brisa de tus ondas negras,
en mis manos tibias que te adoran.

3 comentarios:

  1. Hermoso, refleja tus sentires y tu gran pasiòn... por nuestra hija

    ResponderEliminar